Gestión de contenidos virtuales


¿Qué tienen que ver un artículo de prensa publicado en un periódico en Cartagena, la preparación de una receta “gourmet” en Bucaramanga o la contabilidad de una empresa en Texas?, de pronto nada, respondería cualquier desprevenido, pero la Web todo lo puede o, al menos, logra que tres lugares que no tienen nada en común se puedan “unir” gracias al uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones bajo una plataforma educativa.

Ese panorama es el pan de cada día en la unidad de producción de contenidos multimediales en la Universidad Autónoma de Bucaramanga, Unab, que desde hace diez años le apostó a incursionar en el mundo de la educación virtual, experiencia que le valió en 2006 el reconocimiento al mejor sitio Web e-learning del país otorgado en los premios Colombia en Línea. Dos años después, en 2008, volvió a recibir el mismo galardón.

Al frente de este equipo de trabajo se encuentra la Ingeniera de Sistemas, Luz Helena García Gómez, Master en Administración de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, quien se encarga de liderar el soporte que desde su unidad se brinda a todos los programas técnicos, tecnológicos, de pregrado y posgrado que ofrece la Unab, una institución privada de educación superior que tiene 57 años de funcionar en el oriente colombiano.

Planeación y organización

Para García la clave fundamental a la hora de desarrollar un proyecto multimedia, sea para uso on line u off line, es la planeación. En esta unidad de producción ya existe un proceso estandarizado de fases y tiempos. Es en ella en la cual se establecen todos los pasos que permitirán cumplir con los objetivos trazados.

Se parte de una necesidad, se estudia su viabilidad financiera, se listan las necesidades a cubrir, se fija un cronograma, se ejecuta la producción, se hacen las pruebas de rigor y, finalmente, se entrega a satisfacción del cliente.

Una pieza fundamental es el administrador o gestor de cada proyecto multimedia. Esta persona hace la labor de identificar los objetivos, las necesidades, el público y los usuarios finales, entre otros aspectos.

La Unab desarrolla contenidos para dos tipologías fundamentalmente: e-training y e-learning. El primero tiene que ver con soportes de entrenamiento y capacitación para empresas. El otro es la plataforma que sustenta el aprendizaje virtual de más de diez programas que se ofrecen bajo esta modalidad que gana cada día más adeptos.

Gestión y realización de contenidos

Empresas como Ecopetrol, ETB y el Instituto Colombiano del Petróleo así como entidades del sector oficial como la Contraloría General de la República, el Ministerio de Educación y el Sena cuentan con proyectos multimediales desarrollados en esta unidad.

En ella se fortalece una interacción determinada por tres componentes, comunicación, tecnología y pedagogía, a los cuales se les suma un factor transversal, el gestor. Allí trabajan expertos en estas tres áreas con  un sentido: integrar diferentes lenguajes.

En esta primera etapa se realiza la revisión de contenidos, las posibilidades de transformación, el pago de derechos de autor y la guionización. Enseguida cada actor desde su experticia contribuye con el cumplimiento de tareas específicas para, finalmente, entregar una pieza integrada y funcional.

Según William Castillo Toloza, Comunicador Social con maestría en Tecnologías de la Educación, “en la posproducción se queda a merced de lo publicado”. Castillo es el encargado de poner a hablar a todo el equipo interdisciplinario en un mismo lenguaje.

Control y evaluación

Para reducir las posibilidades de error se tiene el acompañamiento de un experto, que no tiene vinculación alguna con el equipo de producción, para hacer una “prueba de usuario en voz alta”. En todo el recorrido se aplican diferentes formatos que, según Castillo, tienen como finalidad medir el cumplimiento de los estándares de comunicación interactiva.

De inmediato viene el encuentro con el cliente final para verificar el cumplimiento de las expectativas. En esta fase se justifican los cambios en virtud de los requerimientos del cliente.

Para este par de expertos en el desarrollo de proyectos multimedia existen dos errores que, por lo general, impiden que un trabajo de este tipo sea aceptado finalmente. El primero es la mala planeación. Sin una planeación adecuada se producen los incumplimientos y ser retrasan las fases injustificadamente. La otra falta que se comete es el de hacer entregas incompletas. No hay nada que pueda atentar más en contra de un proyecto multimedia que hacer entregas por partes. Estas generan cambios inoportunos y, por consiguiente, sobrecostos.

Anuncios
  1. #1 por pozycjonowanie el abril 8, 2013 - 6:32 am

    Excellent blog you’ve got here.. It’s difficult to find good
    quality writing like yours nowadays. I seriously appreciate people like you!
    Take care!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: